Nosotros

NUESTRO PILOTO

“No hay mejor manera, para mí, de estar en el aire que volar en globo. Es asomarse por un balcón de 360 grados sumergido en una aventura, porque cuando uno se despega del suelo no se sabe a dónde va a parar. Alguna vez me preguntaron qué se sentía volar y yo respondí que no puede ser otra cosa que el orgasmo del alma”.